1 dic
2011

Día mundial sobre Mundial, Salud

Día Mundial de las Respuestas contra el Sida

El Día Internacional de la lucha contra el VIH SIDA se celebró por primera vez el 1 de diciembre de 1988. Se eligió esta fecha por cuestiones de impacto mediático, ya que 1988 era un año electoral en EE UU y la fecha quedaba lo suficientemente alejada de las elecciones como para atraer la atención de los medios de comunicación.

La idea de dedicar un día a la lucha contra el sida en el mundo surgió en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del sida. Desde entonces, la iniciativa la han seguido gobiernos, organizaciones internacionales y caridades de todo el planeta.

Desde entonces cada año se dedica el 1 de diciembre a dar a conocer los avances contra la pandemia de VIH/sida causada por la extensión de la infección del VIH. Y es que desde 1988, el sida ha matado a más de 25 millones de personas en todo el planeta, lo que la hace una de las epidemias más destructivas de la historia.

Y es que a pesar de que existe un mayor acceso y se ha mejorado el tratamiento antirretroviral y el cuidado médico en muchas regiones del mundo, la epidemia no se ha conseguido parar, debido a que a muchos lugares no llega la información sobre sus consecuencias ni los medios para evitarlos.

Hasta 2004, la UNAIDS (ONUSIDA) organizaba el Día Internacional de la lucha contra el Sida, escogiendo un tema para cada año. En 2005 la UNAIDS entregó la responsabilidad de la conmemoración de este día a la organización independiente WAC (World Aids Campaign: Campaña Mundial contra el Sida), eligiendo como tema: “Paren al sida: cumplan la promesa” (Stop Aids: Keep the Promise.

A partir del año 2011 se cambio el Día Internacional de la Lucha contra el Sida por el de “Día Internacional de las Respuestas contra el Sida”, por considerar el anterior como una forma bélica de llamar a esta conmemoración.

La cinta roja es un símbolo visual utilizado en las respuestas contra el sida, para aumentar la conciencia pública en su prevención y tratamiento, y como muestra de solidaridad y apoyo a las personas que se han visto afectadas por esta enfermedad.

A día de hoy, solo un tercio de las 15 millones de personas seropositivas que necesitan tratamiento de por vida lo están recibiendo. Las nuevas infecciones siguen superando al número de personas que inicia el tratamiento, por lo que es muy importante apoyar los actos que se organizan este día así como estar informado de todo lo relacionado con la enfermedad.